Dólar agro: cerealeras y viñateros respaldaron las medidas anunciadas por Massa

Gustavo Idígoras, de CIARACEC, afirmó además que le gustaría que la medida “se mantenga de manera permanente”.

La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), entidades que representan el 48 % de las exportaciones argentinas, participaron hoy de la reunión convocada por el ministro de Economía, Sergio Massa.

Durante el encuentro, el titular del Palacio de Hacienda anunció la implementación de un tipo de cambio de $300 para la compra de soja a productores y para las exportaciones agroindustriales de las economías regionales.

A través de un comunicado, el presidente de CIARACEC, Gustavo Idígoras, consideró que “esta medida es un reconocimiento de la necesidad de tener un tipo de cambio competitivo y único, nos gustaría que se mantenga de manera permanente”.

El programa para incrementar las exportaciones en el caso de la soja comenzará el 8 de abril y terminará el 31 de mayo. Prevé un tipo de cambio fijo de $300 y tiene como principal objetivo de mejorar el precio para el productor, que hoy tiene menos volumen por la sequía, pero además incentivar las exportaciones argentinas y fortalecer las reservas.

La ventana de siete semanas podría implicar, si el mercado reacciona favorablemente, un ingreso de divisas estimado en US$ 5.000 millones, según se analizó internamente.

Apoyo del sector vitivinícola

La Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) apoyó los anuncios y señaló que “este tipo de cambio diferencial beneficia a todos los productos de la vitivinicultura que se exporten a partir del 8 de abril: vino fraccionado y granel, jugo concentrado de uva, pasas y uva en fresco”.

Durante el anuncio, realizado en la sede del Ministerio de Economía, estuvo presente el presidente de la COVIAR, Mario González, quien destacó como positiva la medida porque “mejora las condiciones que tienen las empresas vitivinícolas para poder exportar y sostener mercados internacionales”.

Además, celebró la posibilidad de “dar respuesta por parte del Gobierno Nacional a un sostenido pedido del sector para atender la pérdida de competitividad de la vitivinicultura argentina”.

Nota original de Noticias Argentinas.